Demi Moore y Ashton Kutcher acudieron a una fiesta disfrazados de 'bebés'

DEMI Moore y su novio, Ashton Kutcher, asistieron días pasados a una fiesta de disfraces celebrada en el Kabbalah Centre, de Los Angeles, coincidiendo con las celebraciones judías de estos días. Ambos se disfrazaron de «bebés»: mientras que la actriz —cada día más integrada en la comunidad hebrea a la que pertenece su novio— se puso un traje rosa, Ashton llevaba el mismo disfraz, pero, en su caso, de color azul. Desde que iniciaran su relación a principios de la pasada primavera, se han convertido en una de las parejas más de moda en Hollywood. Demi y Ashton no sólo prosiguen su noviazgo frente a todos aquellos que no creían en ellos y que veían un obstáculo en los quince años de diferencia que les separan, sino que cada día consolidan más su amor.

Tanto es así, que actualmente la ex mujer de Bruce Willis vive en casa del joven actor junto a sus tres hijas, Rummer, Scout Larue y Tallulah Belle, de catorce, doce y nueve años, respectivamente, aunque ésta sea, al parecer, una medida temporal hasta que se ultimen los detalles de decoración de la nueva mansión que ha adquirido en las colinas de Hollywood. La relación de Ashton con las hijas de su novia es, por otro lado, muy cordial, tal y como ha podido verse en varias ocasiones en las que ha compartido con ellas risas, confidencias y entrañables jornadas familiares. Demi y Ashton se conocieron en el estreno de «Matrix Reloaded» escasos días después de que el joven actor pusiese fin al romance de varios meses que mantenía con Brittany Murphy, su compañera de reparto en la película Recién casados.

Más sobre: