Mónica Bellucci espera su primer hijo

Musa de Giuseppe Tornatore en Malena, Cleopatra en Astérix, malvada Perséfone en Matrix Reloaded, María Magdalena en La Pasión de Cristo, la polémica película de Mel Gibson que lidera la taquilla estadounidense desde hace tres semanas (ya ha recaudado 215 millones de dólares), maestra de ceremonias en la última edición del Festival de Cannes...Mónica Bellucci es sin duda una de las actrices del momento. Su belleza y su físico espectacular, a los que ella resta importancia, son su carta de presentación, pero detrás de sus rasgos raciales, su pelo y sus ojos negros, se esconde una mujer inteligente, luchadora y que siente pasión por la vida.

Como broche de oro al excelente momento profesional que está viviendo, Mónica acaba de anunciar que ella y su marido, el actor francés Vincent Cassel, al que veremos con George Clooney en la segunda parte de Ocean’s eleven, están esperando su primer hijo para el próximo otoño. Juntos desde su participación en el filme L’Appartament(1996), que supuso su primera colaboración en el mundo del celuloide, se casaron en secreto en agosto de 1999 en Montecarlo, lugar en el que residía ella desde hacía algún tiempo. Actualmente el matrimonio vive en la capital francesa.

En el verano de 2002, pocas semanas después de haber presentado en Cannes la película Irreversible, película que ambos protagonizaban y que dividió a la crítica, surgió el rumor de que la pareja se había separado, especulación, que se encargó de desmentir la propia actriz durante su vista a Madrid en mayo del pasado año para presentar el rodaje de Agentes secretos, película en la que vuelven a trabajar juntos: "Es divertido porque no sé de dónde salió el rumor de la separación, no tengo ni idea. Yo estaba en Hawai, y luego en Cannes, el año pasado, una persona me llamó y me dijo "Mónica, te has divorciado", "¿Y Vincent lo ha decidido sin decírmelo?", contesté entre risas. Es algo muy estúpido, pero es la vida del actor". En esa ocasión, Mónica Bellucci también hablaba de la maternidad: "Creo que es algo importante, pero lo es en la medida que sea el momento adecuado para poder apreciarlo en toda su dimensión. Cuando llegue el momento seré madre".

Más sobre: