Penélope Cruz, una belleza a la italiana

"Se la podría comparar a Giulietta Masina", ha afirmado Sergio Castellitto recordando a la diva italiana de los años cincuenta al reconocer el talento de Penélope Cruz. Y es que la actriz española ha dejado huella en el cineasta, que la ha dirigido en Non ti muovere (No te muevas), película inspirada en la novela homónima de Margaret Mazzantini, compañera sentimental de este.

Rodada íntegramente en italiano, el filme narra la historia de amor imposible entre Italia, una mujer de la calle que vive al margen de la sociedad (impresionante la transformación física de Penélope Cruz siguiendo los pasos de compañeras de profesión como Charlize Theron) y Timoteo, un afamado cirujano con una bella mujer, un buen coche y una bonita casa.

Haciendo un alto en el camino en el rodaje de Sahara en Marruecos, lo que le impidió asistir con su Tom Cruise a la entrega de los Oscar, Penélope Cruz ha presentado la citada película en Roma, donde pasó parte del pasado verano inmersa en su elaboración. Y durante su estancia en la ciudad eterna recibió la visita de Tom Cruise en más de una ocasión.

‘Tom se ha vuelto loco’
"Interpreto desde que tenía catorce años pero no viviré una experiencia tan bonita en toda mi vida", ha afirmado la actriz, que se ha defendido perfectamente en lengua de Dante durante toda la rueda de prensa. "El libro en el que se basa la película es un tesoro. Me lo leí en tres horas durante un viaje en avión de Madrid a Los Ángeles y no podía dejar de llorar". Penélope asegura que "esta película me ha cambiado la vida. Hasta hoy, sólo había probado una sensación parecida con Pedro Almodóvar y Fernando Trueba".

Y pendiente de todo lo que piensa Tom Cruise, la actriz se muestra encantada de las críticas de su novio: "Ha visto veinte minutos de la película y se ha vuelto loco. Ha tenido una reacción muy fuerte y sobre todo se ha alegrado por mi". En cuanto a la espectacular transformación física, Penélope no cree que haya sido un acto de coraje: "Para mí Italia es una reina y yo sólo me he puesto a su servicio".

Más sobre: