Oscar de honor a Blake Edwards y emotivos homenajes a Bob Hope, Katharine Hepburn y Gregory Peck

En la gran fiesta del cine se han vivido varios momentos emotivos. Como ya es tradicional, uno de ellos ha sido la entrega al Oscar de honor de este año, que ha sido para Blake Edwards, que sorprendentemente sólo ha conseguido una nominación al Oscar en toda su carrera por el guión de Victor o Victoria. Jim Carrey le ha dado paso con las siguientes palabras: "Uno de los auténticos maestros".

"Mi madre os da las gracias, mi padre os da las gracias y también os da las gracias esa espléndida moza británica con voz de soprano", ha dicho Blake Edwards refiriéndose a su esposa, Julie Andrews.

Pero esta ha sido también una noche para el recuerdo. En un año en el que han desaparecido algunas de las mejores y más importantes estrellas del cine estadounidense, la Academia de Hollywood ha querido rendir un especial homenaje a algunos de ellos. Así, por ejemplo, Tom Hanks se ha encargado de presentar el recuerdo a Bob Hope, que murió poco después de cumplir los cien años, Julia Roberts, bellísima con un vestido color tostado, el dedicado a Katharine Hepburn, la gran dama del cine, y el presidente de la Academia, Frank Pierson, el de Gregory Peck.

Más sobre: