La alfombra roja de los Oscar recupera todo su 'glamour'

Hollywood ha puesto todo su empeño en revivir el glamour perdido en las ediciones más recientes de los Oscar. Y es que, frente a la sobriedad impuesta el año pasado por la guerra de Iraq, la Academia de las Artes y las Ciencias ha puesto todo su empeño en que la 76ª edición de los premios más famosos del cine sea una de las más lucidas que se recuerdan. Este año, y a pesar de los cinco segundos de retraso para evitar escenas como la protagonizada por Janet Jackson, la intención es que la risa, la ostentación y el lujo sea la dinámica de una gala de tres horas y media de duración. Más de setenta mil flores adornan la entrada y el interior del Kodak Theatre y 150 metros de alfombra roja reciben ya a las estrellas en un tradicional paseo que, suspendido el año pasado por motivos de seguridad, ha recuperado todo su esplendor. Por lo pronto, el desfile será más largo de lo habitual y se han reinstalado las gradas -ausentes también en la última edición para que quinientos afortunados puedan seguir de cerca la llegada de sus ídolos.

Entre los invitados que han lucido sus mejores galas, hemos podido ver ya a Jude Law, nominado como mejor actor por Cold Mountain, Naomi Watts, que ha llegado acompañada por su novio, Heath Ledger, Jamie Lee Curtis, de azul intenso, el mismo color que ha elegido Marcia Gay Harden, vestida por Badgley Mishka y embarazada de gemelos, Diane Keaton, con un look andrógino con un original sombrero y guantes, Holly Hunter, con un vestido color lila o Sofía Coppola, con un vestido color violeta oscuro y una imagen al estilo de Sofía Loren.

La llegada de Charlize Theron a la alfombra roja ha creado una gran expectación. La actriz, acompañada por su novio, Stuart Towsend, y al estilo de las estrellas de los años cincuenta, ha mostrado todo su esplendor con un vestido plateado.

Hemos podido ver también a Ben Kingsley, Will Smith y su mujer, Jada Pinkett, la nueva estrella en alza en Hollywood, Scarlett Johansson, con un llamativo vestido verde, Ken Watabe, nominado en la categoría de reparto, Bill Murray, candidato por Lost in translation, la joven Keisha Castle-Hughes, de trece años, la más joven actriz nominada en la principal categoría o la iraní Shorheh Aghdaslaoo con un traje rojo de un diseñador de su país y zapatos del famoso Stuart Weitzman. Tampoco han faltado a la cita Diane Lane y Julianne Moore, Catherine Zeta-Jones, de rojo, y Michael Douglas, Angelina Jolie, con un traje blanco.

Más sobre: