Las nuevas apuestas de Chrysler para el 2004 tienen un objetivo común que sin duda alcanzarán: sorprendernos. Cuatro modelos irresistibles y espectaculares, dotados de poderosos argumentos para marcar la diferencia dentro de su segmento y que cazarán todas las miradas en las carreteras españolas.

Para empezar un cabrio muy especial, con una personalidad única: en el PT Cruiser Cabrio quedan al descubierto todos los encantos de un modelo que no deja de seducir con su carácter distinto y evocador. El resultado es sencillamente genial, aunando el atractivo del PT Cruiser con la amplitud interior de un coche familiar y asegurando la diversión para todos.

Y la diversión continua pero con un deportivo muy serio: el Crossfire, un autentico purasangre de línea mágica y prestaciones de ensueño. En el diseño final de este biplaza se combinan con maestría, clasicismo y vanguardia para mantener viva toda la espectacularidad del prototipo original. Algo poco frecuente en el mundo de la automoción.

La última sorpresa nos la dará el 300 C. Con sus dos impresionantes versiones Sedan y Touring es por meritos propios el nuevo buque insignia de la marca norteamericana. Lujo y sofisticación en cada uno de los detalles para una gran berlina en la que la sobriedad mantiene un perfecto equilibrio con la fascinación por el diseño.

En definitiva, cuatro inesperados modelos para descubrir y conocer en:
www.chrysler-jeep.es

Más sobre

Regístrate para comentar