Penélope Cruz, una estrella en el Sahara

Eduardo Cruz, dado de alta por segunda vez
Mientras trabaja intensamente en el Sahara y en Sahara, alejada de las habituales comodidades de Hollywood, Penélope está muy pendiente de la salud de su padre, a quien vino a ver a España la misma noche que se celebraban los Globos de Oro, razón por la cual no pudo acompañar a su novio, Tom Cruise, que acudió a la citada gala acompañado por su madre.

Cabe señalar que el pasado martes 3 de febrero, la actriz estuvo a punto de tener que dejar Marruecos y viajar de nuevo a Madrid, dado que su padre, Eduardo Cruz, tuvo que ser nuevamente ingresado a causa de un fuerte dolor, lo que, en principio, hizo pensar que había vuelto a sufrir otra angina de pecho. Sin embargo, una vez en el hospital Montepríncipe, se pudo comprobar que la cosa no era grave, y horas más tarde el propio Eduardo Cruz hablaba con su hija para decirle que ya había sido trasladado desde la UCI a la planta y que se encontraba bien y en espera de que le dieran el alta, cosa que sucedió al día siguiente, pudiéndosele ver abandonar el citado hospital en compañía de Carmen, la joven con la que sale desde hace algunos meses y que estuvo en todo momento a su lado durante los pasados y difíciles días por los que tuvo que pasar.

Más sobre: