Charlize Theron, un 'monstruo' en Berlín

Tras el paso de Renée Zellweger, presentando Cold Mountain, Diane Keaton y Jack Nicholson (Cuando menos te lo esperas o la bella Juliette Binoche, Berlín recibió la visita de la gran estrella del momento, Charlize Theron, recientemente premiada con el Globo de Oro. Se proyectaba en competición su película Monster en la que da vida a la asesina en serie Aileen Wuornos, papel para el que engordó quince kilos y se sometió a intensas horas de maquillaje con el fin de disfrazar su belleza.

La crítica ha recibido el filme con una discreta aceptación destacando sin embargo el empeño de la actriz -sobreactuación afirman algunos-, que también es productora, de demostrar a toda costa que no es sólo un rostro bonito. "Al inicio temí que resultara demasiado obvio que yo no tengo la misma apariencia física que Aileen, que todo acabara en una caricatura.

Pero después me di cuenta de que su físico era un espejo de todo aquello por lo que había pasado en términos emocionales. Por eso me propuse entenderla al máximo. En eso consiste la actuación. Sin ese meollo, no tiene sentido", explicó Charlize en la rueda de prensa previo al pase del filme. "De alguna forma, la industria de la moda se ha apoderado del cine, y ya no vemos a los actores".

Más sobre: