Aunque el rodaje de la película se está llevando a cabo rodeado de un gran secretismo, la presencia del director Ridley Scott y el equipo de The kingdom of heaven en nuestro país ha suscitado una gran expectación, especialmente la del actor de moda, Orlando Bloom, que levanta pasiones allí adonde va.

Tras su paso por el castillo de Loarre (considerado como la fortaleza medieval mejor conservada de Europa) donde se grabaron algunas escenas de este filme que, ambientado en la época de las cruzadas tiene previsto su estreno en 2005, la producción se trasladó a Valsaín donde se han rodado varias secuencias entre los bellos pinares de la localidad segoviana no sin alguna que otra dificultad ya que se ‘colaron’ al parecer dos paparazzi y las condiciones climáticas tampoco acompañaron. A esto hay que añadir las malas críticas que ha recibido el elfo ‘Légolas’ por parte de la prensa local que le acusa de no haber sido especialmente amable con los seguidores que hasta allí se acercaron y pidió incluso un cambio de hotel -se alojaba en Torrecaballeros- para evitar el acoso de la gente.

Actualmente el equipo del filme ha comenzado a rodar en Ávila, con un día de retraso sobre el calendario previsto, una escena ambientada en una ciudad del siglo XII que se ha recreado en las proximidades del pantano de "Las Cogotas", muy cerca del castro celta del mismo nombre. Antes de trasladarse a Córdoba, Scott trabajará también en la capital; será en la catedral de Ávila, tanto en el exterior como en el interior del templo, donde según informaron fuentes del equipo de producción, se instalará un altar o "centro de coronación" en el que está previsto que se ruede la boda entre los personajes de Orlando Bloom y Eva Green.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más