La brillante elegancia de las damas del cine español

No hay fiesta del cine sin la consabida alfombra roja o el desfile cadencioso de las grandes damas del cine. Así ocurrió anoche, como no podía ser menos, en la puerta del Palacio Municipal de Congresos de Madrid. Ellos, discretos en su mayoría, ocupaban un segundo plano, mientras ellas, más bellas que nunca, hacían las delicias de los compañeros de la prensa gráfica.

Las estrellas y sus diseñadores
Leonor Watling, encargada de entregar el Goya al Mejor Actor Revelación, vestía bellísima con un modelo de Chanel. La actriz, con un excelente sentido del humor, afirmó: "Voy de Chanel porque es maravilloso y me lo han prestado todo. A las doce, lo devuelvo y me convierto en calabaza". Otras grandes damas de la pantalla optaron por Dior, como la galardonada Laia Marull, que vestía un escotadísimo traje pantalón de color negro; por Hannibal Laguna, tal es el caso de Dafne Fernández, la joven intérprete de Upa Dance; o por un maravilloso modelo de Vitorio&Luchinno lucido por Pilar López de Ayala

Otros nombres, otros estilos
Pedro del Hierro se vio representado con los modelos de Silvia Marsó y Remedios Cervantes. Elena Benarroch fue lucida por la gracia y el desparpajo de una atrevida Loles León. Ariadna Gil, siempre discreta y muy elegante, optó por un diseño de Sybilla y Candela Peña sorprendió a todos con un vestido de encaje que bien pudiera ser de Galliano pero que había sido realizado por la aguja hábil de una tía de la actriz.

Para cerrar la noche, y quedarnos con el sabor dulce de la elegancia siempre sobria del negro, entregó el premio a la Mejor Película Cecilia Roth con un espectacular vestido negro de Alaia.

Más sobre

Regístrate para comentar