Jennifer López ¿'destrozada' tras su ruptura con Ben Affleck?

La relación entre Jennifer López y Ben Affleck ha estado siempre rodeada por la incertidumbre. Ahora que su historia de amor parece haber llegado a su fin, las dudas siguen siendo un condimento más de cualquier noticia que se refiera a la pareja. A las incógnitas sobre los verdaderos motivos de la ruptura, hay que añadir ahora el estado de ánimo de la actriz y cantante.

A las informaciones relativas a que Jennifer estuviera "destrozada" por la ruptura, ha respondido un representante de la artista afirmando que ella nunca fue entrevistada por la publicación que ofreció la exclusiva, de la que se hicieron eco otros medios de comunicación.

Lo cierto es que la separación de López y Affleck después de, dos años de noviazgo, la cancelación de su boda y una poca fructífera vida profesional en común, ha acaparado las portadas de las principales revistas del corazón, sobre todo en Estados Unidos. Todas ellas recogen fuentes anónimas que refieren como Jennifer puso fin a su idilio al no compartir las aficiones de su ex por el juego y las apuestas. La gota que al parecer colmó el vaso fueron unas fotos de Ben junto a su amigo, el también actor, Matt Damon, acompañados por unas jóvenes durante una fiesta en Berlín.

Según la revista People la pareja perdió más de un millón y medio de euros por la cancelación de su boda, ya que entre otros gastos, compraron collares para las damas de honor por valor superior a los nueve mil euros y relojes para los testigos del novio con un precio de doce mil euros cada uno.

Al parecer Jennifer y Ben tenían pensado casarse el 4 de octubre en Hampton Island, Georgia, Estados Unidos. Donde incluso habrían solicitado la licencia matrimonial y pedido que su residencia no pudiese ser sobrevolada. Este hubiese sido el tercer matrimonio para la cantante y el primero para él.

Ahora la duda surge en cuanto a qué harán con la cantidad de regalos exorbitantes que se han prodigado mientras duró su noviazgo, presentes que incluyen coches de lujo y un anillo de pedida valorado en un millón y medio de euros.

Más sobre

Regístrate para comentar