Lola Herrera, una actriz con clase

<b>Lola Herrera</b> recibió un homenaje por toda una vida dedicada al teatro  
Lola Herrera es nombre indisolublemente ligado a los escenarios. Su fuerza, su casta, su templanza y entrega hacen de ella maestra de la interpretación. Se atrevió con los intimistas monólogos de Cinco horas con Mario y eso cambió su percepción de sí misma y del entorno. Aprendió a explorar por dentro y hoy, veinticinco años después del estreno de la obra de Delibes, los espectadores siguen estupefactos su magistral forma de dar vida a un texto.

En un momento en que su nombre se hace conocido para los más jóvenes, su papel de Carmen en la serie televisiva Un paso adelante, la actriz ha recibido un sentido homenaje por parte de todos sus compañeros de profesión. De José Luis López Vázque a Enma Penella, sin olvidar a Arturo Fernández, Francisco Valladares o Victoria Rodríguez, la viudad de Antonio Buero Vallejo, todos quisieron estar a su lado. Con el aplauso del público y de los hombres y mujeres del teatro.

Más sobre: