Lina Morgan regresa a la televisión con la serie '¿Se puede?', en la que interpreta 52 papeles diferentes

¿Has pedido que te escriban algún personaje en concreto?
No, soy muy buena, no he pedido nada. No suelo pedir casi nunca nada.
¿Qué personajes interpretas?
Muy diversos, desde una domadora de loros hasta una mujer que vive sola en una granja y se le aparece un extraterrestre...Hay episodios muy absurdos, otros que son de alta comedia, etc..No puedo explicarlo, porque son tantos los personajes que no acabaría nunca.
Está claro que todo el peso de la producción recae en ti ¿No es mucha responsabilidad?
Es muchísima, pero casi me alegro. Pasa como con el teatro, cuando lo llenamos, lo hacemos todo y cuando no, la que no lo llena es Lina Morgan. Si gusta, vamos a gustar todos, porque todos somos muy buenos, Gustavo, la iluminación, los guiones, y si no gusta, la gente va a decir: "Lina Morgan no ha gustado".
¿Qué hace falta para volver a verte en el teatro?
De momento terminar de rodar, que es lo que más ilusión me hace en este momento. Y después encontrar la función maravillosa, que ya la está buscando Gustavo Pérez Puig y volver al teatro, porque no me he retirado, he estado descansando. Hace unos años no quería volver al teatro porque no tenía ganas, no estaba mi hermano, que es la base principal de todo para mí, pero ahora creo que es el momento.
¿Has aparcado el cine definitivamente?
No, yo no le aparcado, me han aparcado. Me encantaría hacer una película, pero no me han llamado.
¿Si no gusta la serie pensarás que has perdido el cariño del público?
No, creo que me querrán igual. Lo que pasa es que da rabia que no guste algo que lo haces con cariño y amor. No me van a dejar de querer porque cincuenta años son muchos años haciendo reír.

Más sobre: