La elegancia de las actrices en la gala de los Globo de Oro

Las grandes estrellas de Hollywood se dieron cita en una de las fiestas más reconocidas de la temporada, la entrega de los Globo de Oro, los prestigiosos premios promovidos por la Asociación de Prensa Extranjera que este año han celebrado sus sesenta y un años de existencia.

Sobre la alfombra roja del hotel Beverly Hilton los intérpretes de la gran y de la pequeña pantalla se pusieron lo mejor de sí mismos, una vez más, para ofrecer la mejor de sus sonrisas ante los cientos de seguidores que, fieles a sus ídolos, se agolpaban en las gradas para verles pasar.Glamour y elegancia fueron también protagonistas de una intensa y emocionante velada en la que las actrices rivalizaron en belleza centrando toda la atención.

Fiel al negro, uno de sus colores preferidos, Catherine Zeta-Jones se decantó para la ocasión por una creación de Óscar de la Renta. Ese fue también el color elegido por Melanie Griffith, con un traje de Versace, que acompañó a Antonio Banderas, nominado como mejor actor en una miniserie o película para la televisión, que finalmente no consiguió el premio. El matrimonio llegó a la gala acompañado por Dakota y Stella del Carmen.
Negro también fue el vestido de otras muchas como Sofía Coppola (de Azzedine Alaïa), cuya película, "Lost in traslation" se convirtió en una de las vencedoras de la noche, Jennifer Aniston (de Valentino), Christina Ricci (con un vintage de Madame Grès), o Vanessa Paradis, que eligió una creación vintage de Chanel.

Charlize Theron, ganadora del Globo de Oro a la mejor actriz de drama se decantó por un diseño color champán de Christian Dior y joyas de la firma Chopard, volviendo a mostrar de nuevo todo el esplendor de su belleza. Por su parte, Nicole Kidman puso el toque original de la velada con un traje inspirado en los felices años veinte diseño de Tom Ford para Yves Saint Laurent Rive Gauche. La actriz, que llegó a la gala acompañada por sus padres, lucía como tocado una particular diadema estilo charleston.

También en tonos pastel fue el diseño elegido por Scarlett Johansson (de Stella McCartney), considerada una de las actrices más prometedoras de Hollywood, quien optaba a dos estatuillas aunque finalmente no consiguió ninguna; y el de Jennifer López en tonos naranjas (de Michael Kors), de inspiración griega. Renée Zellweger, que luce unos kilos de más por el rodaje de la segunda parte de "El diario de Bridget Jones" se decantó por un vestido de Carolina Herrera y zapatos de Manolo Blahnik, mientras que Uma Thurman, por su parte, prefirió el morado de Versace.

Más sobre: