Novios a la fuga: Los matrimonios más breves de Hollywood

Como protagonista de un brevísimo matrimonio de tan sólo 55 horas de duración Britney Spears ha ocupado en las últimas semanas las portadas de los rotativos de todo el mundo. Recordemos que la princesa del pop se casó con Jason Allen Alexander, un amigo de la infancia con el que pasó el fin de año en Las Vegas, la madrugada del 3 de enero después de una noche de fiesta en Ghostbar, el club nocturno del Hotel Casino Palms de la ciudad del juego. Vestía pantalón vaquero y gorra de béisbol y como único testigo del enlace actuó el botones del hotel. Una locura de la que se arrepintió a las pocas horas: el lunes al mediodía el matrimonio estaba anulado y la cantante abandonaba Las Vegas en su avión privado.

Rodolfo Valentino, seis horas casado
Pero bien, aunque la de Britney Spears ha sido una de las uniones más fugaces de la historia de la industria del espectáculo, no ha sido la única. Han sido muchos los artistas cuyos matrimonios se han ido al traste en pocos meses, días e incluso horas.

Este fue el caso por ejemplo del gran divo del cine mudo, Rodolfo Valentino, cuyo matrimonio con Jean Acker (5 de noviembre de 1919), que nunca se consumó según declaró posteriormente esta, duró tan sólo seis horas. Al parecer la unión se efectuó para intentar acabar con los rumores de homosexualidad de ambos, pero Valentino se arrepintió según daba el sí quiero y pidió el divorcio inmediatamente. Cuestiones burocráticas retrasaron la ratificación de dicho divorcio de tal manera que cuando el actor se volvió a casar en 1922 en México con la bailarina Natasha Rambova fue encarcelado acusado de bigamia.

Los cinco días de Cher
Zsa Zsa Gabor estuvo casada con Felipe de Alba, su octavo marido, un día en 1982, aunque como la boda fue oficiada por el capitán de un barco en alta mar y ella aún estaba con su séptimo esposo en esa fecha, la validez de su unión es dudosa. Siete fueron los días que estuvieron casados en 1970 Dennis Hopper y la cantante de ‘Mamas and Papas’ Michelle Philipps, quien abandonó al actor por Leonard Cohen. Y aún menos duró el matrimonio en 1975 de Cher y el cantante y músico Greg Allaman: se separaron a los cinco días, se reconciliaron meses más tarde, tuvieron un hijo y se dijeron adiós definitivamente en 1977. Otro matrimonio de record fue el protagonizado por Carmen Electra y Dennis Rodman, que también se casaron en Las Vegas después de una loca noche de fiesta, separándose a los nueve días.

Más sobre

Regístrate para comentar