Fernando Tejero, de la pescadería al Goya pasando por la portería de 'Aquí no hay quien viva'

Bajo su aspecto de antihéroe se esconde un corazón lleno de sueños e ilusión. Es Fernando Tejero, quien hasta hace bien poco era un desconocido para el gran público y hoy no sólo es uno de los rostros más populares de la televisión gracias al personaje de Emilio en la serie Aquí no hay quien viva, sino que el próximo 31 de enero podría alzarse con el Goya al mejor actor revelación por su trabajo en Días de fútbol.

Cordobés, hijo de un pescadero, es el cuarto de seis hermanos, dos de ellos banderilleros - José en la cuadrilla de Francisco Rivera y Antonio en la de Enrique Ponce-. Aunque siempre quiso ser actor, trabajó durante años en la pescadería de su padre. Un día se enteró de que en la escuela de Cristina Rota había un curso los fines de semana, así que vivió cuatro años a caballo entre su ciudad natal y Madrid. En 1999 Alberto San Juan le vio actuar en la escuela y le propuso entrar en su grupo de teatro Animalario, lo que animó a Fernando a instalarse definitivamente en Madrid.

Para asegurarse el pan siguió trabajando como pescadero en una conocida cadena de supermercados, hasta que llegó su gran oportunidad. Ahora se lo rifan y afirma que se ha visto obligado a rechazar varios papeles porque no tiene tiempo. Hablamos con Fernando en la gala de presentación de los nominados a los premios Goya que se celebró en la Real Casa de Correos, sede del gobierno autonómico madrileño, hace unos días:

Menudo año Fernando...
Sí, la verdad es que sí, mejor no me podía haber ido. Esta nominación ha sido la guinda de este año tan bonito para mi. La verdad es que estoy sorprendidísimo.
¿Te sorprendió la nominación?
Si, siempre sorprende. Aunque todo el mundo que tienes alrededor te dice ¡te van a nominar, te van a nominar!, uno no se lo acaba de creer. El año pasado estuve en la gala arriba en el gallinero, quien me iba a decir a mi que este año iba a estar abajo y nominado.
De los cuatro nominados a actor revelación eres el que ahora mismo tiene más tirón popular, ¿Te ves como favorito?
Todo el mundo que me entrevista me dice que parto como favorito, pero es un poco lo que has dicho. Ahora mismo de los cuatro soy el más popular, por televisión, porque la película ha tenido una repercusión muy grande... Pero no creo que esto signifique nada a la hora de que te den el Goya. Se lo va a llevar, no el que más se lo merezca porque yo creo que todos nos lo merecemos, pero sí el que la Academia decida.
¿Si no te lo llevas, que pasará?
Pues que intentaré poner cara de ¡no me importa!, pero va a ser difícil, porque es cierto que si estás nominado tu deseo y tu pretensión es llevártelo. Pondré cara de circunstancias y a seguir currando, porque si este año no puede ser, que sea otro.
¿Y si te lo llevas?
No se si voy a poder hablar siquiera porque soy muy llorón. Me dieron un premio en Sevilla hace poco y no pude decir ni gracias, espero por lo menos poder agradecerlo. ¡Estaré encantado, si me lo llevo será empezar el año de la forma más bonita!
¿Cómo llevas que la gente te reconozca por la calle?
Es muy bonito. Hay momentos en que lamentablemente te agota, pero no por nada, sino porque te intimida y de repente dices ¿pero por qué esto a mi? Pero es bonito, yo creo que el actor que diga que le agobia que le paren por la calle y que le reconozcan debería dedicarse a la albañilería. A mi me dicen cosas preciosas por la calle, yo he llegado a llorar por las cosas que me han dicho y mientras me sigan parando para decirme ese tipo de cosas pues, bienvenido sea.
¿Has alcanzado tu sueño?
Mi sueño es tener la edad de Juan Diego, de Luis Varela, me refiero a gente con la que he trabajado, y seguir trabajando como ellos. Mi sueño no está cumplido, este es el principio de ese sueño.
¿Si te llevas el Goya como lo vas a celebrar?
Intentaré celebrarlo con la familia, con mis amigos y con una gran borrachera.
¿Vendrá gente de Córdoba, tu ciudad natal?
Si, solamente de prensa creo que vienen unos treinta. Luego por supuesto mi familia, amigos, otra cosa es que puedan entrar, pero yo con que estén ahí al lado, la energía me llegará y estaré contento.
¿Qué proyectos tienes?
Dos proyectos preciosos. Tengo un protagonista con Roberto Santiago y un drama, ¡por fin! Con Miguel Albadalejo que se llama ‘Volando voy’. No me lo creo pero estoy rechazando guiones porque ya no puedo hacer más cosas.
Pues sí que te ha cambiado la vida
Y tanto, hace poco más de dos años o tres estaba vendiendo pescado en el Champion de Quevedo ¡fíjate!

Más sobre: