Así es Viggo Mortensen, Aragorn en la trilogía de 'El señor de los anillos'

Con cuarenta años y cuarenta películas a sus espaldas su nombre apenas era familiar para la mayoría de los espectadores. Hoy, con un lustro más, este actor nacido en Nueva York, de madre estadounidense, padre danés y alma nómada -debido a los negocios familiares creció entre Dinamarca, Venezuela, Argentina y Estados Unidos, de ahí que hable con fluidez inglés, danés y castellano- es toda una estrella gracias a su papel de Aragorn, heredero del trono de Gondor, en la trilogía de "El Señor de los Anillos".

Curiosamente Viggo Mortensen se incorporó al reparto de la película cuando el rodaje ya había comenzado remplazando a Stuart Towsend, novio de Charlize Theron, cuando el director del filme, Peter Jackson, se dio cuenta de que este último no cuadraba con el Aragorn que él había imaginado. Una vez en Nueva Zelanda, Viggo, considerado uno de los hombres más atractivos de la gran pantalla, se metió tanto en el papel que dormía en el bosque en un intento de integrarse con la naturaleza e iba vestido durante horas con el traje de Aragorn como si actor y personaje fuesen uno sólo. Le cogió tanto cariño al caballo que montaba que lo compró y al finalizar el rodaje se tatuó un nueve, al igual que los otro ocho integrantes de ‘la comunidad del anillo’.

Poeta, fotógrafo y pintor
Pero Viggo Mortensen, además de actor, es pintor, fotógrafo, músico y poeta. Parte de las ganancias que ha obtenido con "El señor de los anillos" las ha invertido en Percival Press, una editorial dedicada a los libros de poesía, arte y fotografía y su libro "Signlanguage" ("Lenguaje de signos") recoge fotografías tomadas entre 1999 y 2001 en Nueva Zelanda y pinturas del mismo período realizadas durante el rodaje de la trilogía.

Y a Viggo, que se jacta de "no tener tele", le da tiempo también a cuidar de su hijo Henry, de catorce años, nacido de su matrimonio con Exene Cervenka. En su contratos rige de hecho una cláusula no negociable: debe tener libre el día de Acción de Gracias para estar con su hijo.

Más sobre: