Tom Cruise y Penélope Cruz paralizan Londres en el estreno de 'El último samurai'

Cumpliendo con su promesa, Tom Cruise firmó autógrafos, se hizo fotos y conversó con sus admiradores, que se agolpaban a las puertas del Odeon de Leicester Square, en Londres, con motivo del estreno de su última película, El último samurai. A pesar del intenso frío, el actor, vestido con un traje negro, estuvo cerca de dos horas y media complaciendo a sus fans: "No sé cuánto tiempo he estado porque no estoy midiendo mi tiempo y no tengo idea de cuántas manos he tomado, pero es realmente divertido". A lo que añadió: "Nunca te acostumbras a esto; es increíble".

Penélope, una diva en Londres
El aspirante al Globo de Oro como Mejor Actor por su rol en esta película llegó al cine acompañado de su novia, Penélope Cruz, que sólo permaneció quince minutos con sus seguidores. Luciendo un elegante y distinguido traje rojo de Valentino y el pelo recogido, Penélope hizo su aparición en el barrio londinense de la mano de Tom Cruise. Haciendo gala de su belleza, la novia de Tom paseó por la alfombra roja de la conocida plaza de Leicester. Tan felices y enamorados como siempre, la pareja, que ya ha cumplido dos años de noviazgo, no dejó de prodigarse muestras de cariño.

Un superhéroe de cómic
Después de interpretar a un agente policial en Minority Report o un oficial del ejercito norteamericano en El último samurai, Tom Cruise sorprenderá a sus seguidores metiéndose en el papel de un clásico superhéroe. El actor se convertirá en Iron Man (El hombre de hierro). Tras firmar el contrato, el actor comenzará a rodar en las próximas semanas, una vez concluya la promoción del filme de Edward Zwick.

Más sobre: