Charlize Theron apuesta por las curvas

"Me encantan las curvas", lo ha reiterado Charlize Theron quien, gracias a su papel en la película de Patty Jenkis sobre Aileen Wournos, la primera asesina en serie del estado de Florida, ha logrado romper en cierto sentido el estereotipo que la mantenía siempre en el papel de guapísima de la pantalla, por su físico espectacular ("Antes de Monster los productores siempre me contrataban para que fuera la chica linda de la película"). La actriz y modelo no puso reparos en engordar catorce kilos para ponerse en el cuerpo de Aileen Wournos: "Cuando vi por primera vez una fotografía de ella me quedé profundamente impresionada. En su rostro y en su figura podían leerse las dificultades y problemas por los que había pasado durante toda su vida. Por eso mismo, no quise que el público tuviera la sensación de que yo simplemente me había puesto encima el disfraz de una mujer a la que la justicia y la sociedad pusieron en la lista de los criminales más peligrosos de los últimos años".

Nominada a los Globo de Oro
Un año más, los Globo de Oro se convierten en la antesala de los Oscar. Y Charlize Theron parece próxima a ver su sueño cumplido ("si gano el Globo de Oro, entonces empezaré a creer que a lo mejor hay un Oscar en mi futuro"). La actriz ha sido nominada al Globo de Oro en la categoría de Mejor Actriz Dramática por un papel, bromeó la actriz, para el que se "pasaba el día comiendo donuts de crema y cualquier cosa que nadara en nata o estuviera coronada por queso". En plenas tareas de promoción de su película, Charlize Theron comienza a pensar, sin demasiada preocupación, en adelgazar. Quizá siga la dieta hipercalórica de Renèe Zelwegger, tras interpretar a Bridget Jones.

Los ojos verdes
A pesar de la transformación física que ha experimentado Charlize Theron para ponerse en la piel de Aileen Wournos, Charlize Theron impresiona en la pantalla por la profundidad de su mirada. Una mirada que cautivó, cuanto la actriz tenía dieciocho años y se buscaba la vida como bailarina en Los Ángeles, a un productor que inmediatamente le ofreció un papel en el cine.
No ha sido esta la primera vez que Charlize Theron se somete a una transformación: y adelgazó nueve kilos para su papel en Noviembre dulce. Y es que para esta surafricana con mucho mundo, la interpretación está por encima de todo.

Más sobre: