Así es Orlando Bloom, la estrella de moda

Entró en el cine por la puerta grande consiguiendo su primer papel importante nada más graduarse en la British American Drama Academy de Londres. Y no fue en una película cualquiera, sino en "El señor de los anillos" donde se convirtió en Légolas, el elfo inmortal de 2.931 años miembro de la ‘comunidad’ con una certera puntería con el arco después de convencer al director, que le hizo la prueba para otro personaje (Faramir) de que era perfecto como Légolas. Ahora Orlando, nacido en Canterbury hace veintiséis años, es el actor de moda, la estrella de moda y el hombre de moda. Perseguido por cientos de admiradoras cada vez que sale a la calle, los guiones se acumulan sobre su mesa mientras encadena un proyecto tras otro.

Desde el estreno de la primera parte de la trilogía le hemos visto entre otras en "Black Hawk derribado" y convertido en corsario en el gran éxito del verano, "Los Piratas del Caribe. La maldición de la perla negra", cuya segunda parte rodará próximamente. Pronto se asomará a las pantallas convertido en Paris en la superproducción "Troya" en la que ha trabajado junto a Brad Pitt y rueda actualmente en "Haven".

Amante de los deportes de riesgo
Orlando Bloom representa a una nueva generación de actores con un futuro prometedor. Se mudó a Londres desde su Canterbury natal con apenas dieciséis años para estudiar dos temporadas en el Nacional Youth Theatre, donde ganó una beca para la British American Drama Academy. Su debut fue en "Wilde" con un papel secundario; mientras rodaba la película fue admitido en la prestigiosa Guildhall School of Music and Drama, por lo cual abandonó su incipiente carrera cinematográfica para abordar sus estudios dramáticos.

Y si hace dos años -la primera entrega de la trilogía se estrenó en diciembre de 2001- alguien le hubiese dicho que se haría extremadamente famoso encarnando a Légolas no le hubiese creído.
Ni él mismo se reconocía al principio en la pantalla con las puntiagudas orejas de elfo y esa larga cabellera rubia que en nada se parece a su pelo revuelto y castaño.

Es admirador de Johnny Depp, con el que trabajó en "Los piratas del Caribe", Paul Newman y Daniel Day Lewis, y fue su madre Samantha -su hermana, dos años menor también se llama así- quien le inculcó el amor por la interpretación. Su padre murió cuando él tenía cuatro años, aunque prefiere no dar muchas pistas sobre su vida privada.

Más sobre: