Kim Basinger y Alec Baldwin inician una batalla legal por la custodia de su hija

Tres años después de anunciar su separación, una de esas parejas felices que en su día el cine había unido, la formada por Kim Basinger y Alec Baldwin, continúa con los trámites para obtener el divorcio. Aunque en un principio ambos habían tratado de llegar a un acuerdo para evitar el escándalo y sobre todo por el bien de su hija de ocho años, Ireland, finalmente Basinger y Baldwin emprenderán una dura batalla legal por la custodia de la pequeña y por los bienes obtenidos durante el matrimonio.

La actriz, ganadora de un Oscar por su papel en L.A Confidencial acusará a su ex marido, que este año aspira al Globo de Oro por su interpretación en ‘The Cooler’, de abusos tanto físicos como emocionales. Baldwin, por su parte, se defenderá acusando a Basinger de alcoholismo, según han asegurado fuentes cercanas al actor.

Kim Basinger, de cincuenta años, y Alec Baldwin, de cuarenta y cinco, se conocieron durante el rodaje de Ella siempre dice sí, una comedia romántica, en 1991, y se casaron en 1993.

Más sobre: