Lara Flynn Boyle en su refugio de Beverly Hills

Su nombre nació de la fascinación de su madre por el personaje que Julie Christie interpretó en la película "Doctor Zhivago". Es Lara Flynn Boyle, actriz de mirada inquietante y físico delicado, cuyo rostro se dio a conocer para el gran público gracias a su participación el la serie de David Lynch "Twin Peaks". Nacida en Davenport (Iowa, Estados Unidos) en 1970, sus padres se divorciaron cuando tan sólo tenía seis años. Se trasladó entonces a Chicago junto a su madre, Sally, quien tuvo que trabajar muy duro para sacar adelante a Lara, convirtiéndose más tarde en pieza fundamental de la carrera de su hija (es su manager).

Una manera de superación
Nada hacía presagiar que la pequeña Lara se convertiría en una actriz de talento, especialmente cuando siendo pequeña le diagnosticaron serios problemas de aprendizaje. Pero fue precisamente este hándicap -tiene dislexia- el culpable de su carrera. Como parte de su tratamiento, la joven comenzó a asistir a las clases de la prestigiosa escuela de teatro Piven, y así intentar encontrar nuevas vías de expresión. Eligió un taller de improvisación para actores jóvenes y se dio cuenta de que la interpretación era lo suyo. Con una beca bajo el brazo ingresó en la Academia de las Artes de Chicago, una institución privada en la que aprendió, trabajó y disfrutó.

Con quince años le llegó su primera oportunidad en la miniserie para televisión, "Amerika" -estuvo nueve meses en Nebraska y Toronto- y su debut en la gran pantalla llegaría en 1988 en la película "Poltergeist III" -fue la época en la que decidió mudarse a Los Ángeles, donde reside desde entonces-, pero no hay duda de que, como decíamos, su rostro se hizo tremendamente popular como Donna Hayward, amiga de la asesinada Laura Palmer en "Twin Peaks". Precisamente durante el rodaje de la serie conoció a Kyle MacLachlan, con el que mantuvo un noviazgo de casi dos años.

Más sobre: