Julia Roberts, el regreso de la sonrisa de 25 millones de dólares

Tras meses alejada de todo tipo de actos sociales, excluyendo sus puntuales apariciones en programas de televisión en las últimas semanas como parte de la promoción de su nueva película, La sonrisa de Mona Lisa, Julia Roberts volvió a pasear su alabada sonrisa por una alfombra roja. Fue precisamente en el estreno del citado filme en el Ziegfeld Theater de New York, adonde llegó sola evitando así ser fotografiada con su marido, tal y como viene haciendo desde que comenzó su relación. Y es que, atrás quedaron los días en que junto a Benjamin Bratt aparecía en entregas de premios y fiestas desplegando glamour como una de las parejas más admiradas de Hollywood. Julia, que según declaró recientemente prefiere la vida familiar a los focos y las luces, prefiere preservar su matrimonio en un discreto segundo plano pero dándole prioridad respecto a su profesión.

"Soy tan afortunada en mi vida que estoy loca de alegría. Nunca he sido tan feliz, estoy más serena. He llegado al puerto de mi vida", decía la protagonista de Erin Brockovich en una entrevista reciente. Lo único que podría empañar la felicidad de la pareja, que se casó el 4 de julio de 2002 en el rancho que la actriz tiene en Taos (Nuevo México) es que hasta el momento no han hecho realidad su sueño de ser padres. Los rumores incluso apuntaron hace unos meses a este como motivo de crisis entre ambos.

"Pienso que los niños son voluntad del cielo. Y no tengo tiempo para esperar la voluntad del cielo". Con estas palabras Julia Roberts zanjó el tema de su maternidad en una entrevista realizada hace unos días. Y el domingo se enfadó durante la rueda de prensa de presentación de La sonrisa de Mona Lisa cuando un periodista le insinuó si estaba embarazada porque tenía aspecto algo cansado: "¡Tengo la gripe y he estado vomitando durante los últimos siete días!", contestó.

En cuanto a la marcha de su matrimonio, en la entrevista arriba mencionada afirmó: "Es una relación profunda y muy positiva", afirmó Julia Roberts al hablar de su matrimonio. Podría pasarme todo el día hablando de lo afortunada que he sido casándome"

Más sobre: