Berlín se viste de puro cine durante la entrega de los 'Oscar' europeos

Y Berlín, con cero grados y el frío aterido a los huesos, buscó el 'glamour' para festejar la 16 edición de los Premios del Cine Europeo, algo así como los Oscar que el Viejo Continente otorga a todos aquellos que aman el Séptimo Arte en sus fronteras. Este año se celebró la gala en el Arena de Berlín, apenas a unos metros del lugar donde se erigía el tristemente famoso muro. Buen emplazamiento para entregar los Oscar del cine europeo.

'Good Bye, Lenin!, la gran vencedora
Esta película, juego de espejos entre la realidad y la ficción, con el muro como referente y gancho, ha logrado tres de las seis candidaturas principales. Su director, el alemán Wolfgang Becker, no pudo, sin embargo, recoger el galardón al Mejor Director. Le robo esta distinción el danés Lars von Trier con su parábola Dogville.

Claude Chabrol e Isabelle Huppert, sabor francés
Otro de los más ovacionados de la noche fue el cineasta francés, Claude Chabrol. Junto a él estuvo una de sus musas, de sus actrices fetiches, la gran Isabelle Hupert: "Es usted la libertad. Es usted el cine". Toda una declaración de principios que emocionó profundamente al director galo.
El premio al Mejor Actor recayó en un jovencísimo Daniel Brühl por su participación en Good bye, Lenin! El joven, de madre catalana y padre alemán, quizá hubiera disfrutado más la noche si su medio compatriota, Isabel Coixet, se hubiera alzado con algún galardón por su más que cuidada (y lagrimógena): Mi vida sin mí. Pero no pudo ser. Quien sí sonrió tranquila y feliz, por el más que merecido premio a la Mejor Actriz, fue la incombustible Charlotte Rampling que aunque no pudo asistir a la gala seguro que recibió la calurosa ovación que le brindaron todos los que ocupaban el Arena de Berlín.

Estos premios, con dieciséis ediciones a sus espaldas, se celebrarán al año que viene en Barcelona. Y, se espera, que el Palmarés vuelva más los ojos al cine español...

Más sobre: