Robert Downey Jr., listo para el matrimonio

Atrás quedan sus problemas con la justicia y sus escarceos con las drogas y el alcohol, fatales adicciones que le llevaron no sólo a pasar un año en la cárcel y otros tantos de libertad condicional, sino además a interrumpir una carrera cinematográfica que se adivinaba magistral.

Robert Downey Jr. ha regresado a Hollywood por la puerta grande y enamorado. El actor no sólo ha participado en uno de los filmes más esperados del momento, el thriller Gothika, junto a Halle Berry y Penélope Cruz, si no que además ha conquistado a Susan Levin, una de las productoras del filme, con la que piensa contraer matrimonio. Al menos así lo apuntan numerosos medios de comunicación internacionales que afirman que la pareja se ha comprometido recientemente. Y a tal conclusión han llegado después de que el protagonista de Chaplin dijese en un programa de televisión, "Frank Skinner Show" que le regaló un anillo a su novia por su cumpleaños "Es un anillo de compromiso, que en este momento lleva en el dedo corazón".

Robert Downey, que tiene un hijo de diez años, Indio, fruto de su matrimonio con Deborah Falconer, estuvo nominado a los Oscar por su genial caracterización de Charlot en Chaplin, la crítica elogió su trabajo en Jóvenes Prodigios y hace dos años se hizo con el Globo de Oro al mejor actor secundario por su participación en Ally McBeal. A pesar de la popularidad de su personaje en la serie estadounidense, su problema con la Justicia motivó su salida de la misma.

Más sobre: