Nicole Kidman, más bella que nunca

by hola.com Espectacular, con un elegante traje negro que dejaba al descubierto toda su espalda, Nicole Kidman acudió el pasado viernes a la fiesta de la 18 edición de los premios de la Cinemateca Americana, celebrada en Beverly Hills. Y Nicole Kidman no se fue con las manos vacías. Adrien Brody, el excepcional actor de El pianista, le hizo entrega de un galardón especial en reconocimiento por toda su carrera. En el momento de recibirlo, la actriz explicó su vocación artística: "Actuar ha sido lo que siempre he deseado hacer desde que era una niña más bien extraña por las calles de Sydney".

Piropos para la estrella
Nicole Kidman, con este galardón como nueva muestra de la estima que por ella siente tanto la industria cinematográfica como los espectadores, estuvo encantadora y feliz. A nadie se le pasó por alto el piropo que le regaló su viejo amigo Russell Crowe: "Nicole, eres una princesa". Una princesa que, ajena a las numerosas informaciones que la vinculan sentimentalmente a Lenny Kravitz, sigue su vida atenta a sus hijos y a su carrera artística.

Tom Cruise: 'Siempre amé a Nic y siempre la amaré'
Era la primera vez que se veía en público a Nicole Kidman después de las últimas declaraciones de Tom Cruise, en una entrevista concedida a una conocida cadena televisiva. Y la actriz parecía iluminada por una llama de felicidad. Días antes, el actor no había dudado en manifestar públicamente su admiración por la que fue su mujer durante diez años: "Yo siempre amé a Nic y siempre la amaré". En plena promoción de la gran superproducción El último samurai parece que Tom Cruise anda dispuesto a descubrir sus verdaderos sentimientos. Mientras, Penélope Cruz, al decir de algunos, bellísima pero con cierta tristeza en la mirada estuvo sola durante el estreno de Gothika.

Más sobre: