Hugh Jackman ante el reto de convertirse en el sexto agente 007

James Bond es un papel que lleva al suspiro a cientos de miles de aspirantes a estrella. Porque ser Bond, James Bond, otorga pasaporte directo hacia el olimpo del Séptimo Arte. Ahora que Pierce Brosnan parece querer despedirse de la piel del agente secreto más famoso del mundo, una vez concluya el rodaje de Bond 21, las alertas se han disparado entre productores cinematográficos, actores en busca de su oportunidad y fieles seguidores de una saga con más de cuarenta años de historia. Quién se convertirá en el próximo James Bond es una pregunta que flota en el ambiente del Hollywood más fetichista.

Hugh Jackman, un nombre que se repite
Desde que ciertos comentarios del irlandés Pierce Brosnan hicieran presagiar la necesidad de buscar un nuevo James Bond, no han cesado las especulaciones. Muchos son los nombres que han sonado para tan gran reto (porque quien interprete a James Bond se verá inevitablemente comparado con estrellas como Sean Connery, Roger Moore o el propio Pierce Brosnan). Ser el sexto actor en encarnar al espía más famoso del mundo, implica inevitables comparaciones con sus predecesores.

Sin embargo, algunos, como el polémico cantante Robbie Williams, han manifestado abiertamente que desean ser James Bond en próximas entregas. Otros nombres se han barajado con más o menos fortuna, del escocés Gerard Butler (que trabajó junto a Pierce Brosnan en El mañana nunca llega, a Rupert Everett, Clive Owen o Paul Bettany. No obstante, parece ser que el nombre de Hugh Jackman es el que más se repite por los mentideros de Hollywood.

Hugh Jackman: un australiano al servicio de la Reina
Si estas peculiares quinielas acertaran, y Hugh Jackman se vistiera de Bond, se trataría del segundo actor australiano al servicio de la Reina de Inglaterra. El primero fue, en 1969, George Lazenby, quien pasó con más pena que gloria por la historia del agente 007.

Más sobre: