Woody Allen se apunta a la moda de las memorias millonarias

by hola.com La prestigiosa editorial Penguin le ha ofrecido nada menos que tres millones de dólares por sus memorias. Por su parte, la división británica de Harper Collins aumenta en un millón los suculentos beneficios que Woody Allen se podrá embolsar si finalmente accede a escribir sus memorias y desvelar a su nutrido grupo de admiradores infinidad de anécdotas y secretos, algunos a voces, de la vida del director neoyorquino. El cineasta nunca ha hablado en público, nunca ha hecho declaraciones sobre alguno de los momentos más importantes de su vida personal, como su separación de Mia Farrow, su posterior boda con su hija adoptiva Soon-Yi, o la relación que mantuvo durante años con la actriz Diane Keaton.

Una moda llamada memorias
Y es que el negocio de las memorias parece ser el más beneficioso del mundo editorial. Ya sean artistas, políticos, deportistas, personajes de la realeza, unos y otros se apuntan a la moda de escribir sus memorias. Y parece que no faltan lectores para este género literario. Sin ir más lejos, Hillary Clinton escribió unas jugosas memorias, de más de 576 páginas, traducidas a 16 idiomas y con una tirada inicial de un millón de ejemplares. Un auténtico récord. Un mes antes de su publicación se había convertido en el libro más solicitado, vía correo electrónico.
Otro ejemplo es el libro de memorias ofrecido por el joven David Beckham. Bajo el título My side el futbolista más famoso de todos los tiempos, desgrana a lo largo de las páginas del volumen los momentos más bellos y más duros de su vida, como el divorcio de sus padres: "El momento más difícil de mi vida".
Otras memorias esperadas, con una calidad literaria y humanas indudables, han sido las de la reina Noor de Jordania. Tituladas Memorias de una vida inesperada la viuda del rey Hussein narra la bella relación de amor y respeto entre ella y su fallecido esposo.

Memorias y polémica
Otras memorias han engrosado las estanterías de las librerías y las disputas entre rostros conocidos. Tales han sido las polémicas autobiografías de María Jiménez o de Sara Montiel. Memorias en las que se desvelaban secretos íntimos de ambas mujeres.
Parece ser que las Memorias, ya sean de un gusto exquisito, de un interés histórico, o bien de un exhibicionismo complicado, siempre encuentran su lector. Las editoriales y los personajes más conocidos lo saben... Y escriben.

Más sobre: