Así era...y así es...Catherine Zeta-Jones

La actriz galesa impactó en 1998 a Hollywood, y a medio mundo, por su espectacular belleza, al compartir protagonismo junto a Antonio Banderas en la película La máscara de El Zorro. Aquel papel le valió para acabar con el anonimato y ganarse el favor de los más reputados cineastas. A partir de ese momento pudimos verla en éxitos de taquilla siempre muy bien acompañada por los galanes del celuloide actual; al ya mencionado actor español, se unieron Sean Connery en La Trampa, Liam Neeson en La maldición, John Cusack en Alta fidelidad, o Benicio del Toro en Traffic película en la que también actuaba su marido, el actor Michael Douglas. Más recientemente se la pudo ver al lado de Richard Gere en Chicago, actuación que le valió un Oscar como mejor actriz de reparto. Ahora, pocos meses después de su segundo embarazo, se la vuelve a ver tan espléndida como siempre y cómo no, muy bien acompañada, esta vez junto a George Clooney en una de las películas más esperadas de la temporada, Crueldad intolerable, y donde los dos intérpretes se enfrentan en la clásica guerra entre los sexos.

Mucho han cambiado los tiempos y mucho ha variado la imagen de Catherine Zeta-Jones desde que participara en películas para la televisión británica con apenas 20 años. Desde entonces, siempre se ha mantenido como una de las actrices de mayor belleza, esforzándose además por no ser sólo una cara bonita, como lo demuestra el Oscar conseguido.

Más sobre: