Angelina Jolie en Madrid: 'A lado del Maddox estoy aprendiendo mucho sobre la vida'

by hola.com Sonrisa dulce, mirada transparente y las cosas muy claras. Angelina Jolie ha estado en Madrid para presentar su nuevo trabajo, Amar peligrosamente, filme que despertó en ella la inquietud por ayudar a los más necesitados. Han pasado cinco años desde que el guión llegó a sus manos, y aunque el proyecto quedó paralizado durante un tiempo, Angelina comenzó a viajar a otros países interesada por la situación en el mundo. Fruto de esa preocupación nació su implicación con la ONU como Embajadora de Buena Voluntad. Poco después llegaría Maddox, el niño camboyano que conoció en un orfanato mientras rodaba Tomb Raider y que le fue entregado en Namibia coincidiendo con ésta última. Angelina ha cambiado, lo dice ella:

¿Qué recuerdos de su estancia en Asia y en África, donde se rodó la película, teniendo en cuenta dos cosas: su trabajo e implicación con los refugiados como embajadora de Buena Voluntad de la Onu, y que según creo durante ese tiempo le entregaron a Maddox?
Ocurrieron cosas muy extrañas y sorprendentes durante el rodaje. Lo más emocionante fue que mi hijo vino a casa, que comenzó a vivir conmigo. Yo estaba en África en ese momento y fue muy bonito porque aprendí mucho de las mujeres africanas y de las tailandesas de cómo cuidar a los niños. Fue muy especial porque todo era muy nuevo, sentí muchas emociones juntas. Por otro lado, me ayudó mucho conocer algunos temas de la Onu para el rodaje, pero fue muy bonito ver como gente del equipo que desconocían estos aspectos iban cambiando a medida que estaba en contacto con estas realidades.
Precisamente desde que adoptó a Maddox ha cambiado su mirada, ahora parece estar más serena, más tranquila...¿Es real el equilibrio que transmite?
A lado del Maddox estoy aprendiendo mucho sobre la vida y eso me ha cambiado enormemente. Soy una persona diferente. Los niños te cambian mucho, yo ya tenía bastante caos en mi casa, y un niño es aún más. Lo que ha sucedido es que tanto Maddox como los viajes que he hecho para la ONU y las situaciones de las que he sido testigo, me han dado una perspectiva que me han hecho más serena. Ahora tengo mucho más claro cuáles son mis prioridades y cuándo en la vida unas cosas más importantes y otras no.
Su trabajo como embajadora de buena voluntad es muy importante para usted, pero los medios de comunicación se fijan en sus extravagancias...
Me gustaría que la prensa me representara de una forma justa y equilibrada. No soy una persona perfecta y no me importa que salgan a la luz mis errores, las meteduras de pata, porque además puede que los demás puedan aprender de ellos. Soy una persona humana, pero parece que se quiere dar más énfasis a todo lo que es superficial y se dejan de lado otros valores que tienen mucho más sentido y más importancia.

Más sobre: