Paz Vega, la sensual, fascinante y perversa 'Carmen' de Vicente Aranda

by hola.com "Carmen es una mujer de mirada ardiente y de corazón gélido". Con estas palabras describía ayer el director Vicente Aranda al personaje protagonista de su nueva película, Carmen, en el estreno de ésta en Córdoba.
En el centro de todas las miradas, Paz Vega, quien ha puesto su acento sevillano y su belleza racial al servicio de la creación más famosa de Prosper Marimée, y Leonardo Sbaraglia, quien se ha convertido en don José, el hombre que renuncia a todo por amor y que se ve en manos de "una hembra desmadrada".

Para la realización de la película, la más cara de la historia del cine español, Aranda ha intentado ser fiel al texto original, pasando por alto la ópera de Bisset que ayudó a popularizar al personaje, y a la época en la que se desarrolla, 1830, en pleno reinado de Fernando VII.

En la rueda de prensa de presentación el director, a quien la polémica parece acompañar en cada uno de sus trabajos -sus diferencias con el productor del filme, Juan Alexander "son insalvables", según ha dicho- ha expresado su sorpresa al no encontrarse Carmen en la terna de cintas elegidas por la Academia de Cine para representar a España en los Oscar, así como su satisfacción por el trabajo de los actores: "Aunque tuve siempre en mente a Paz Vega para hacer el papel, realicé muchas pruebas a otras actrices. Pero siempre me decía. "Vicente, te estás equivocando, Carmen es Paz Vega. Ahora ya no se si Carmen es Paz Vega o Paz Vega es Carmen. En el caso de Leonardo, quería un protagonista romántico y en estos momentos, la expresión del romanticismo en el cine es Leonardo".

Por su parte, la actriz, de 27 años, ha destacado su conocimiento del personaje: "Me crié en Sevilla, y no hay chica allí que no conozca el mito de Carmen. Para prepararme leí el libro de Marimée y escuché los consejos del director. No me gusta poner calificativos negativos a mis personajes, yo a Carmen la quiero, pero fue una mujer que tuvo que hacer ciertas cosas para sobrevivir". Leonardo Sbaraglia ha afirmado que tuvo construir un personaje de la misma potencia que Carmen para que la confrontación entre los dos fuese al mismo nivel. El actor argentino tuvo que trabajar para disimular su acento: "Por suerte llevo tiempo en España".

Más sobre: