Gérard Depardieu rompe toda relación con su hijo Guillaume

"Es un verdadero poeta que me conmueve profundamente. Pero también es muy difícil e incorregible", afirma Gérard Depardieu en una entrevista al semanario francés París Macht. El actor ha decido romper toda relación con su hijo Guillaume, de 32 años, quien hace unos días fue condenado a nueve meses de prisión, sin cumplimiento de pena, a pagar una multa de 8 mil euros y a 18 meses de tratamiento psicológico por agredir a un admirador a la salida de un bar.

"Por ahora no tendremos más contacto. He puesto fin a la relación porque no quiero seguir siendo el muro y el contenedor de basuras de todos sus problemas", añade el protagonista de Astérix y Obélix. De nada ha valido que Gillaume intentase hablar con él el pasado martes tras conocer la resolución del tribunal de Liseux, su padre se mantiene impasible: "Ha querido ponerse en contacto conmigo, pero no he contestado. Lo he intentado muchas veces y no ha funcionado. Creo que es mejor así por su salud mental. Le deseo que alcance la paz interior", a lo que añade: "A los 32 años ya debería ser un hombre".

Y es que Gérard Depardieu se ha cansado del mal carácter y de la actitud rebelde y de los continuos problemas con la justicia de su hijo., que entró en el cine de su mano en 1974, cuando aún era un niño como figurante en Pas si méchant que ça.

Más sobre: