Primera entrevista y fotos exclusivas con Carla Alapont, la novia valenciana de David Schwimmer

by hola.com De pequeña estatura, muy delgada, alegre y simpática, con unos preciosos ojos claros y una inteligencia notable, la valenciana Carla Alapont ha enamorado a uno de los grandes ídolos de la televisión estadounidense, David Schwimmer, el famoso Ross Geller de la serie «Friends». Aunque Carla tiene tan solo veintitrés años y David ya cuenta con treinta y seis, la edad no ha sido ningún obstáculo para que esta pareja viva al día de hoy feliz y enamorada. La bella valenciana, que sueña con triunfar algún día como actriz, comparte vida y sentimientos desde hace dos años con David, uno de los seis actores mejor pagados en la historia del mundo de la televisión. Nacida en España, de padre valenciano y madre americana, Carla se mudó a California con su familia cuando tenía nueve años, y aunque hasta ahora sus apariciones junto a David Schwimmer la han convertido en un rostro popular en los Estados Unidos, lo que ella sueña en realidad es con que pronto llegue su oportunidad: un papel en el cine que la haga triunfar por sus propios méritos en la gran pantalla. Carla Alapont, por primera vez y en exclusiva para ¡HOLA!, habla abiertamente acerca de su relación con el actor, de su vida y sus ilusiones.

Comienzo del romance
—Actualmente sales con un ídolo de la televisión, David Schwimmer, el divertido paleontólogo de la serie «Friends» y novio en la pantalla de Jennifer Aniston. ¿Cómo os conocisteis David y tú?
—Iba conduciendo mi coche en Los Angeles, por Hollywood Bulevar. Traté de meterme en el carril de la izquierda, pero el coche que iba a ese lado no me dejó. Así que empezamos a picarnos, hasta que el otro coche me cerró. El conductor se bajó muy enfadado y se acercó a mi ventanilla para cantarme las cuarenta. Era el mismísimo David Schwimmer. Cuando me vio, le gusté; me pidió disculpas y me dijo que si podía darle mi número de teléfono. Reaccionó de una manera muy simpática, y pensé: «¿Por qué no?». Diez segundos más tarde me estaba llamando al móvil para salir a cenar esa misma noche. Yo le dije que no, que ya tenía planes. Entonces me pidió que saliéramos a cenar al día siguiente. Y así fue como empezó todo.
—¿Te quedarías impresionada cuando le viste aparecer en tu ventanilla y el desenlace del teléfono?
—Aunque quizá pueda parecer mentira, no mucho. Cuando vives en Los Ageles ves gente famosa constantemente, es algo a lo que estás acostumbrada. Tengo amigos actores y actrices, algunos de ellos celebridades; no es algo que me impresionara.
—¿Eras «fan» de la serie «Friends»?
—Si te soy sincera otra vez, no veo mucho la «tele». Por supuesto, sabía quién era David Schwimmer, como sabía quién era Jennifer Aniston y el resto de la pandilla, pero no seguía el programa, aunque lo había visto alguna vez.

Más sobre: