PARADORES EN EXTREMADURA

by hola.com ¿Quiere visitar Extremadura, dormir como un niño y comer como un rey? lo podrá hacer en los paradores extremeños, que además han elaborado visitas guiadas a los Parques Naturales de Monfragüe y Cornalvo. Ahora ya no hay excusa para no detenerse y alojarse en estos auténticos monumentos de la arquitectura española y también degustar una extraordinaría gastronomía.

PARADOR DE CÁCERES

El antiguo palacio de Torreorgaz, del siglo XIV, levantado sobre cimientos árabes, en el corazón del casco histórico artístico de Cáceres, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad. Entre sus atractivos la Enoteca de "Torreorgaz", un lugar adecuado para el tapeo y la degustación de los caldos más exquisitos.

PARADOR DE GUADALUPE

De construcción conventual, se erige sobre lo que fuera antiguo hospital de San Juan Bautista del siglo XV. Su restaurante ofrece un recomendable menú degustación de la región.

PARADOR DE JARANDILLA DE LA VERA

En el centro del vergel de la vera y el Tiétar, entre gargantas de agua, piscinas naturales, bosques y paisajes naturales de inusitada belleza, se cobija este castillo Palacio que durante meses fue morada del emperador Carlos V.

PARADOR DE MÉRIDA

Antiguo convento del XVIII, instalado sobre los restos del templo dedicado a la Concordia de Augusto, brinda al huésped la oportunidad de conocer la riqueza patrimonial de la bellísima ciudad de Mérida, así como de saborear su excelente cocina muy elaborada y creativa y poder visitar el jardín de antigüedades, museo de arte romano instalado en el Parador.

PARADOR DE PLASENCIA

Se ubica en el convento de Santo Domingo, fundado por los Zúñigas a mediados del siglo XV. Es el lugar ideal para conocer las bellezas arquitectónicas de Plasencia, así como los maravillosos paisajes naturales que la rodean.

PARADOR DE TRUJILLO

Se alza sobre el antiguo monasterios de Santa Clara, de hermosa belleza y característica arquitectura conventual.

PARADOR DE ZAFRA

Se levanta sobre un majestuoso castillo que comenzó a construirse en el año 1437 como residencia de los Duques de feria.

Más sobre: