Muere a los 101 años Leni Refenstahl, la cineasta de Hitler

by hola.com La cineasta alemana Leni Riefenstahl falleció mientras dormía en su casa de Poecking. Simplemente "su corazón dejó de latir", informó el hombre de su vida y cámara de sus documentales, Horst Kettner. Su deteriorada salud no le impidió celebrar su 101 cumpleaños el pasado 22 de agosto. Considerada como la cineasta oficial nazismo, su obra está marcada por su amistad con Adolf Hitler y la "fascinación" que sentía por él. Con dos películas, El triunfo de la voluntad y Olimpiada construyó la imagen cinematográfica del Tercer Reich.

Bailarina y actriz
Nacida en Berlín en 1902 en el seno de una familia de clase media, su padre era un acaudalado hombre de negocios que se opuso tajantemente a los deseos de Berta -ese era su nombre real- de convertirse en bailarina, lo que no le impidió estudiar en la Escuela de Ballet Ruso de Berlín. Con 23 años, cuando su nombre ya sonaba en el mundo de la danza, le surgió la posibilidad de participar en la película La montaña sagrada, que dirigió Arnold Franck, geólogo y cineasta con el que colaboró en otras tantas películas. En 1932 dirigió y protagonizó La luz azul, con cuyas bellas imágenes entre montañas y grutas cautivaron a Hitler, que la reclamó a través de Goebbels, para que hiciera la película oficial del V Congreso del partido nazi que se debía celebrar en agosto de 1933.

Admiración y amistad
Como ella misma contaría, su encuentro con Führer, la dejaría marcada: "Para mi fue como si la superficie de la Tierra se extendiese delante de mí, en una semiesfera que, de pronto, se escindió por el medio y arrojó un gigantesco chorro de agua, tan enorme que tocó el cielo y sacudió la tierra". Hitler y Goebbels quedaron tan satisfechos con el resultado de El triunfo de la voluntad, que pronto le encargaron otro filme sobre los juegos olímpicos de Berlín de 1936 que se estrena en abril con el nombre de Olimpiada coincidiendo con el cumpleaños de Hitler. Fue, en definitiva, un canto a la belleza y al culto al cuerpo identificado con el ideal de la raza aria, que se convirtió en la primera gran obra propagandista del nazismo.

Ella 66 años y él 24
Tras la caída del régimen, Leni Riefenstahl, que fue detenida en varias ocasiones por los aliados, tuvo que luchar duro para quitarse de encima el estigma de mujer colaboradora con un régimen genocida, como cineasta responsable de haber fabricado la imagen de Hitler.

Leni buscó exilios insólitos. Primero, en África, en la estilizada belleza de los nubas, la tribu africana con que convivió, y convirtió en portentoso libro fotográfico. Luego, en el mundo submarino, tras "iniciarse" como buceadora a los 72 años. En 1968, cuando preparaba una nueva expedición a Sudán conoció a Horst Kettner, un joven de 24 años con el que inició la relación amorosa que ha durado hasta su muerte.

Más sobre: