La 60 edición del Festival de Venecia reparte premios con sabor a justicia

El cineasta ruso Andrey Zvajagintsev logra el León de Oro

El Palazzo del Cinema de Lido esperaba el veredicto, después de doce intensos días de buen cine. El jurado internacional ya sabía a qué manos iría cada premio. La noche fue desgranando pausadamente el nombre de los ganadores. De hecho, más de un comentarista calificó la ceremonia de "interminable". Sin embargo, se desvelaron los misterios y fueron saliendo a escena uno a uno los premiados. El jurado internacional lo tuvo difícil pero, al final, priorizó un estricto sentido de la justicia. Presidía el jurado el director italiano Mario Monicelli y lo componían el actor italiano Stefano Accorsi, la actriz española Assumpta Serna, el fotógrafo Michael Ballahus, la realizadora Ann Hui, el músico y guionista Pierre Jolivet y el director y productor estadounidense Monty Montgomery.

... y el León de Oro va...
Al fin dieron el nombre. Primero sorpresa y luego unánime reconocimiento. Ganó el preciado galardón el director novel ruso Andrey Zvjagintsev por su filme El regreso, una película intimista que narra la difícil relación entre un padre y sus dos hijos, de 13 y 15 años. Como nota emotiva y triste, uno de los protagonistas, Garin Vladimir, que encarnaba al hijo mayor, murió poco después del rodaje ahogado en el mismo lago en el que transcurre parte de la película. El director no pudo menos que dedicárselo con emocionadas palabras.

Mientras el público y la crítica alababa la decisión del jurado, otro de los aspirantes al León de Oro, Marco Bellocchio, que presentó la cinta Buenos días, noche sobre el secuestro y posterior asesinato de Aldo Moro por las Brigadas Rojas, se sintió molesto por el dictamen y se marchó de Venecia con todo su equipo artístico, a pesar de haber logrado un galardón por el guión.

Sean Penn reconocido por todos
Otro de los grandes triunfadores de la noche, fue el actor estadounidense Sean Penn. Feliz, seguro, con alguno de sus rictus más característicos en escena, el protagonista de 21 gramos salió a escena para agradecer la distinción, esa Copa Volpi a la interpretación que se convierte en un nuevo eslabón de su brillante carrera artística.

Más sobre: