Fallece Charles Bronson, el actor 'más duro' de Hollywood

Charles Bronson falleció el pasado sábado a los 81 años de edad en el hospital Cedars Sinaí de Los Ángeles víctima de una neumonía. Según ha informado su agente, el actor, cuyo nombre real era Charles Buchinsky, estuvo acompañado en sus últimos momentos por su tercera esposa, Kim Weeks, con la que contrajo matrimonio en 1998.

Su aspecto de hombre duro le llevó a interpretar papeles de hombre marcado, curtido y cínico, que encarnó en 'westerns' y películas bélicas y de gángsters.

De origen ruso
Bronson nació en la ciudad minera de Ehrenfeld (Pensilvania). Hijo de un matrimonio de inmigrantes - su padre era ruso y su madre, lituana-, era el décimoprimero de 15 hermanos. La muerte prematura de su padre, cuando él sólo contaba 10 años, le llevó a trabajar en los más variados oficios antes de dedicarse al cine. Tras conocer algo de mundo como tripulante de bombarderos en la Segunda Guerra Mundial, decidió no volver a la pobreza de su ciudad natal y tomó clases nocturnas de declamación e interpretación en el conservatorio de Arte Dramático Pasadena Playhouse.

Animado por el dinero que ganaban los actores, se enroló en diversas compañías de teatro de Pensilvania y California, donde algunos productores le echaron el ojo para telefilmes de acción. Sus rasgos secos y su característica voz le permitieron desde 1951 conseguir numerosos papeles secundarios como hombre duro y resuelto, y a finales de los años 60 ya era un clásico secundario en títulos de gran envergadura como Los siete magníficos, La gran evasión o Doce del Patíbulo.

Celoso de su vida privada
En la vida real, Charles Bronson era tan esquivo como muchos de sus personajes, y siempre rehuyó la vida de glamour de Hollywood, especialmente tras la muerte de su segunda esposa.
Tuvo tres hijos: Susan y Tomy (con su primera esposa, Harriet Fendler, con quien se casó en 1944) y Zuleika (con su segunda mujer, Jill Ireland, con quien contrajo matrimonio en 1968).
Tras la muerte de Jill Ireland en 1990 a causa de un cáncer de mama, Bronson se sumió varios años en una profunda depresión hasta que conoció a quien sería su tercera esposa, Kim Weeks que, como decíamos, estuvo a su lado en el lecho de muerte.

Más sobre: