Las actrices de Hollywood dan vacaciones a su 'glamour'

by hola.com No importa ser -como en el caso de Julia Roberts- la actriz mejor pagada de la historia del cine (por su última película, Mona Lisa Smile ha cobrado 25 millones de dólares); no le influye, a Melanie Griffith, estar casada con Antonio Banderas, uno de los actores más deseados del planeta; tampoco cuenta, en el caso de Halle Berry, si en su juventud fue Miss América o participó en el certamen de Miss Mundo; e incluso se pasa por alto el hecho de haber sido elegida una de las estrellas de cine más sexys de toda la historia de Hollywood; ninguno de estos elementos logran que sus protagonistas se salven de las cámaras indiscretas que las muestran en sus momentos menos glamourosos.

Cuando Julia Roberts no es 'Pretty Woman'
Julia Roberts, la novia de América, es una de las actrices más carismáticas de todo Hollywood. Envuelta su vida en una leyenda que la tacha de excéntrica, la actriz sorprende en la mayoría de los actos sociales por su elegancia y sobriedad. Sin embargo, han sido numerosas las ocasiones en las que los fotógrafos han robado esa otra imagen de la diva, esa imagen que despierta sobresaltados, literalmente, a los que llevan años soñando con ella. Pero a Julia Roberts poco parece importarle. Ella es muy consciente de sus limitaciones y del poder que tiene su imagen en la pantalla. Por eso no le importa repetir: "Únicamente soy una persona normal con un trabajo extraordinario".

Daryl Hannah: una sirena con botas de esquí
Daryl Hannah irrumpió en Hollywood en los años ochenta con fuerza. Su papel de androide bello, y con un cuerpo escultural, en la mítica Blade Runner la llevó directamente a lo más selecto de Beverly Hills. Precisamente en Beverly Hills tomaron la imagen que ilustra esta información. La actriz aparece, en pleno verano, con botas de esquí. Un aspecto poco glamouroso para aquellos seguidores que siempre la recordarán como la bella sirena de Splash. Desde que la actriz rompiera con su gran amor, John John Kennedy, en 1994, por no haber logrado, al parecer, el beneplácito de Jacqueline Kennedy, no es común encontrarse a Daryl Hannah en fiestas y actos del Hollywood más frívolo.
Por cierto, Julia Roberts y Daryl Hannah coincidieron en 1989 en el reparto de Magnolias de acero. Compartieron protagonismo con otras actrices excelentes pero no muy aplaudidas por su elegancia, como es el caso de Shirley McLaine o Dolly Parton.

Más sobre: