Lágrimas blancas en memoria de la actriz francesa Marie Trintignant

Por la mañana, en el teatro Edouard VII tuvo lugar un homenaje privado al que asistieron muchos de sus compañeros de profesión. En las primeras filas se encontraban los padres de Marie Trintignant, Nadine y Jean- Louis Trintignant, hoy separados, ambos acompañados de sus respectivas parejas, Alain Corneau y Anne -Marie, así sus hijos y los padres de estos, el cantante Richard Kolinka, el actor François Cluzet y el director Samuel Benchetrit.

Unas doscientas personas compartieron canciones y poemas con los amigos más cercanos de Marie Trintignant, que fueron subiendo al escenario, presidido por una gran fotografía de la actriz, para recordar y compartir con todos los presentes algunos de los mejores momentos vividos junto a ella, en una alternancia de risas y llantos que convirtió el acto en un sentido testimonio, pero también en un grito de rabia e indignación. "Estuve presente desde tu nacimiento hasta tu muerte. Te vi nacer al lenguaje: puedes confiar en mi amor y en mi memoria", afirmó Jorge Semprún, como decíamos amigo íntimo de la familia, que fue el primero en tomar la palabra, "nuestra ira se apaciguará en la serenidad de nuestra alma y las lágrimas de nuestros ojos", añadió el escritor.

El cantante Jacques Higelin, que actuó como maestro de ceremonias, con la ayuda de la actriz y también cantante Lio, dijo: "Si estamos todos aquí es porque somos amigos, porque la vida es hermosa y continúa. Marie está con nosotros y vamos a cantar pensando en ella", palabras a las que siguieron las primeras notas musicales entonadas por todos los presentes desde el patio de butacas. El actor Lambert Wilson, compañero de reparto de Marie Trintignant en el telefilme "Colette", leyó un poema de Ronsard dedicado a "los amores de Marie", mientras que el cantautor Thomas Fersen protagonizó uno de los momentos más emotivos de la ceremonia. Había grabado una maqueta con la actriz, y durante unos su voz pudo escucharse en todos los rincones de la sala entonando la nana "Bonne nuit, je vais me coucher".

En cuanto a la situación de Bertrand Cantan, quien actualmente permanece en prisión preventiva en Vilnius, capital de Lituania, las últimas informaciones parecen indicar que podría ser juzgado en el país báltico y no en Francia, como querían él y la familia de la actriz, ya que la fiscalía lituana considera que no existe ninguna base legal para su inmediata extradición. "En mi opinión, una persona que ha cometido un crimen aquí, en Lituania, debe ser juzgada en Lituania", precisó hace unos días el fiscal encargado del caso, Ramutis Jancevicius, quien añadió también que aún no ha recibido ninguna demanda de extradición y que las autoridades del país "no han firmado de momento ninguna autorización que permita a policías franceses de la brigada criminal desplazarse a Vilna para interrogar a Cantat y a diversos testigos". Por otra parte, el abogado del músico ha confirmado que su cliente ya conoce la muerte de su compañera y está dispuesto a pagar su deuda, pero en Francia.

Más sobre: