Paz Vega: 'Mentiría si dijera que no me gusta que me llamen guapa, pero no es mi meta ser un sex-symbol'

Tras su paso por la serie "Siete vidas", Paz Vega ha conseguido convertirse en una de las actrices de moda en el panorama cinematográfico español, consiguiendo su consolidación gracias a películas como Nadie conoce a nadie, de Mateo Gil, Lucía y el sexo, y El otro lado de la cama. A punto de poder verla en la pantalla como la nueva Carmen de Vicente Aranda, la guapa sevillana presentó en Madrid el rodaje de su nuevo trabajo, Di que sí, junto a Santi Millán, otro de los actores que han conseguido la fama gracias a Siete Vidas, que también participa en el filme junto a otros nombres como los de Santiago Segura.

¿Te sientes identificada con el personaje de Estrella, una joven sevillana aspirante a actriz?
No, porque los personajes nunca son iguales que uno mismo. Puedes coincidir en algunas parcelas, pero las circunstancias de ese personaje te las dan el guión y el director.
Entonces, ¿Qué tienes de Estrella?
Quizá la alegría de vivir, ya que se trata de una chica impetuosa, al igual que yo, y que tiene una gran facilidad para liar a la gente. Nos parecemos en el arranque por lo de la andaluza que llega del pueblo a la capital y todo ese tópico, pero luego ya no.
¿Qué queda de aquella chica que llegó a la capital para triunfar como actriz?
Las ilusiones siguen siendo las mismas. Me ilusiono mucho con cada cosa que hago y con este proyecto desde luego lo estoy. Sigo siendo la misma que cuando llegué. Han cambiado las circunstancias, pero yo no.
¿Te sientes cómoda en el papel de ‘chica guapa’ del cine español?
-Que te digan que eres guapa siempre es agradable, es un piropo. Mentiría si dijera que me molesta que me llamen eso, pero no es mi meta en la vida ser sex-symbol, ni vivir de eso.
¿Te cuidas de alguna forma?
Si, un poquito. Me gusta hacer deporte cuando puedo, footing, baloncesto, pesas, nadar...me gusta moverme, lo que sucede es que tampoco tengo mucho tiempo.

Más sobre: