Así era...y así es... Julia Roberts

Soñaba con ser veterinaria, probó suerte con el periodismo y acabó convirtiéndose en la novia de América. A sus 35 años, Julia Roberts, la mujer cuya sonrisa vale veinte millones de dólares, sigue llevando el estandarte de actriz más poderosa de Hollwyood, un título que ostenta con orgullo desde hace ya varios años, aunque otras le sigan a la zaga.
Mucho ha llovido desde que Julia Fiona Roberts, nacida el 28 de octubre de 1967 en Smyrna, una pequeña ciudad al noroeste de Atlanta, en Georgia, tomó la decisión de abandonar su casa para marcharse a Nueva York a ser actriz. Y mucho, tal y como puede apreciarse, ha cambiado físicamente la actriz, tan sólo una adolescente en la imagen de la izquierda, y ya toda una estrella en la de la derecha.

Tras su Oscar por su papel en Erin Brockovich, su ruptura con Benjamin Bratt poco después, su sonada relación y posterior boda con el cámara Danny Moder, la actriz se alejó prudentemente de los objetivos de la prensa. Centrada ahora en su trabajo y en su nueva vida junto a su segundo marido, no exenta de continuos comentarios y rumores, pronto volveremos a verla en la gran pantalla convertida en una comprometida profesora en Mona Lisa Smile, donde por cierto trabajó mano a mano con su marido.

Más sobre: