Angelina Jolie presume de nuevo tatuaje en el estreno mundial de 'Tomb Raider 2'

by hola.com Enfundada en un traje negro -uno de sus colores preferidos- de Emmanuel Ungaro, y tras varios meses alejada de la vida pública, Angelina Jolie reapareció en Hollywood como anfitriona por excelencia del estreno de la nueva aventura de la intrépida arqueóloga Lara Croft, a la que ha prestado nuevamente su cuerpo en Tomb Raider: La cuna de la vida.

Un tatuaje en lengua ancestral
La actriz aprovechó la ocasión para lucir orgullosa el nuevo tatuaje que se hizo en la espalda el pasado mes de abril durante un viaje a Tailandia. Angelina, que como informábamos en ocasiones anteriores borró el nombre de su ex marido, Billy Bob Thornton de su brazo izquierdo, se puso en manos del maestro tatuador Noo Kampai en la localidad de Pathum Thani, a unos 25 kilómetros al norte de Bangkok, quien grabó en su espalda cinco líneas verticales en una ancestral lengua camboyana, el jemer.

Amor de madre
Y es que, su pasión por Asia ocupa ya una gran parte de su vida. Nació en 2000, a raíz de su estancia en Camboya para rodar la primera parte de Tomb Raider - "Mi alma se quedó allí, en ese rincón del Sudeste asiático", decía hace un tiempo-, y le llevó incluso a adoptar un niño de aquel país, Maddox, de 2 años, con el que ha descubierto la maternidad en toda su magnitud. En una reciente entrevista concedida al popular programa de televisión estadounidense conducido por Jay Leno, afirmó: "Amo a mi hijo y no he encontrado a ningún hombre que pueda ocupar su lugar en este momento. Siento que mi vida está completa. Él me ha hecho una mujer", a lo que añadió que es este momento "no estoy con nadie. No he tenido sexo en el último año. ¡Es horrible! ", poniendo fin a los rumores que hace unas semanas la relacionaron con Nicolas Cage.

Un libro con sus vivencias
Lara Croft. Tomb Raider: La cuna de la vida, en cuyo estreno Angelina contó con el apoyo de su hermano James, al que está muy unida, tiene visos de convertirse en el nuevo éxito del verano. Pero siente ahora más pasión por su trabajo como embajadora de buena voluntad de la ONU que por el mundo de las estrellas de Hollywood en el que se mueve. Prueba de ello es que dedica gran parte de su tiempo a sus actividades solidarias viajando a lo largo y ancho del globo, especialmente desde su separación de Billy Bob Thornton. El próximo octubre está prevista la publicación del libro Notas de mis viajes, un diario en el que la actriz narra sus vivencias alrededor del mundo en estos dos últimos años. Todo apunta a que los beneficios de la obra serán donados al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Más sobre: