Lara Flynn Boyle, centro de atención en una entrega de premios

El Kodak Theatre de Los Ángeles, sede de la ceremonia de los Oscar desde hace dos años, se vistió de gala para la celebrar la XI edición de los premios ‘ESPY’, galardones que tienen como finalidad premiar a los deportistas más destacados del año.

La tenista Serena Williams, actual número uno del mundo, fue nombrada Atleta Femenina del Año, distinción que recogió enfundada en un sugerente vestido rosa con amplio escote. Otro de los rostros conocidos que asistieron a la gala fue la actriz Lara Flynn Boyle, ex novia de Jack Nicholson, que acaparó la mayoría de las miradas con un elegante vestido lencero en tonos rosas y naranjas y unos espectaculares pendientes largos.

La protagonista de la serie The Practice, muy bronceada, que siempre ha mantenido una excelente figura, apareció en esta ocasión bastante más delgada que en anteriores actos públicos lo que ha despertado cierta preocupación a su alrededor. La actriz podría convertirse próximamente en Lois Lane, la novia de Superman, en una nueva versión del filme del superhéroe.

Más sobre: