Sharon Stone y su marido, Phil Bronstein, se separan tras cinco años de matrimonio

Cinco años después de su romántica boda celebrada el Día de los Enamorados, Sharon Stone y su marido, Phil Bronstein, redactor-jefe del diario ‘San Francisco Chronicle’, han puesto fin a su matrimonio tras el regreso de la actriz de Gran Bretaña, donde ha rodado el filme A different Loyalty junto a Rupert Everett. Varios medios de comunicación internacionales se han hecho eco en los últimos días de la información publicada en el ‘New York Post’, según la cual la pareja vivía en hogares separados en Los Ángeles. Y ha sido el propio matrimonio quien lo ha confirmado a través de un comunicado en el que se explica que la separación "es amigable y mutua". Según la demanda de divorcio presentada por Bronstein, la custodia del hijo de ambos, Roan, srá compartida. "Nos comprometemos a ser buenos padres y mantener nuestra amistad, como padres, en el futuro", añade dicho comunicado, en el que ambos subrayan, además, que su prioridad será "la felicidad de nuestro hijo".

Desde que Sharon Stone y Phil Bronstein se casaron en 1998, su matrimonio ha estado marcado por varios altibajos. Hace tres años la felicidad llamó a su hogar con la llegada de Roan, el pequeño al que adoptaron y que se convirtió desde ese momento en el centro de atención de la pareja: "Él es mi pequeño Buda, maravilloso y precioso", afirmaba la estrella de Instinto básico recientemente.

Pero también llegaron algunos graves acontecimientos que empañaron su felicidad. En marzo junio de 2001 el periodista fue atacado por un dragón de Comodo durante una visita familiar al zoo. Las graves heridas que el animal le causó en el pie, motivaron que tuviera que ser ingresado de urgencias en un hospital, donde fue intervenido quirúrgicamente. Ha sido horrible, yo estaba fuera, viéndolo todo, y no podía hacer nada", declaró Sharon Stone, quien no se separó de él durante los cinco días que permaneció hospitalizado.

Poco después, a finales de septiembre, era la actriz quien tuvo que ser ingresada de urgencia en un hospital de San Francisco al sufrir una hemorragia cerebral causada por un aneurisma, de la que se afortunadamente se recuperó sin secuelas.

Más sobre: