Jennifer Connelly, 'la chica de Hulk'

Muchos la recuerdan como la niña de mirada profunda que bailaba al ritmo de la música adaptada por Ennio Morricone en la fantástica Érase una vez en América de Sergio Leone. Con la dulzura de los acordes de aquella melodía, Amapola, Jennifer Connelly se dio a conocer entre los amantes del Séptimo Arte. Después, su carrera fue irregular. Con apenas quince años se la vio de la mano de David Bowie en la fantástica Laberinto. Con Pollock su nombre volvió a sonar. Poco después ganaba el Oscar a la Mejor Actriz de Reparto gracias a su interpretación en Una mente maravillosa.

Tras hacerse con la preciada estatuilla, Jennifer no ha dudó en decir a al nuevo y ambicioso proyecto de Ang Lee, llevar al cine las aventuras y ‘desventuras’ de uno de los personajes de cómic más famosos de todos los tiempos, ‘la masa’, o lo que es lo mismo, ‘el increíble Hulk’. De la mano del prestigioso director y acompañada en la pantalla por Eric Bana, que actualmente rueda Troya junto a Brad Pitt, la actriz ha dado el salto a las grandes superproducciones.

Jennifer Connelly, de 32 años, es madre de un niño de 5 años, Kai, fruto de su relación con el fotógrafo David Dugan, y se casó a principios de este año con el también actor Paul Bettany en una ceremonia íntima rodeados de sus amigos y familiares más directos celebrada en Escocia. La pareja espera su primer hijo.

La pareja se conoció durante el rodaje de Una mente maravillosa, aunque no comenzó a salir hasta pasados algunos meses, una vez que Jennifer puso fin a su noviazgo con Josh Charles. No es la primera vez que la actriz se enamoraba de algún compañero de trabajo, ya que estuvo prometida a Billy Campbell, con el que protagonizó Rocketeer.

Más sobre: