Pamela Anderson pone fin a su relación con Kid Rock

Después de que sonaran campanas de boda hace poco más de un año -llegaron a comprometerse en el desierto de Las Vegas en abril de 2002-, Pamela Anderson reconoció en un acto promocional organizado por la asociación PETA (Personas para el Tratamiento Ético a los Animales), que su relación con Kid Rock no pasa por su mejor momento:"la palabra que mejor me describe ahora es libre", afirmó la ex vigilante de la playa. "Eso es todo lo que voy a decir. Soy una madre y ahí es donde está mi vida".
Los rumores sobre el posible distanciamiento entre ambos, comenzaron hace dos semanas, cuando Pamela acudió sin su pareja, a una fiesta en la Mansión Playboy. Al ser interrogada sobre una posible boda con Kid Rock, cuyo nombre real es Bob Ritchie, respondió: "Estoy con mis amigos y mi familia. Eso debería ser un indicio".

La pareja se conoció hace dos años durante una gala homenaje a Aretha Franklin, en la que Kid Rock actuaba como cantante y Pamela asistía como espectadora. Ambos comenzaron a hablar tras la gala y poco después, coincidieron de nuevo en un vuelo rumbo a Detroit, donde Rock tiene fijada su residencia.

Pamela tiene dos hijos, Brandon, de 7 años, y Dylan,, de 5, fruto de su matrimonio con el también músico Tommy Lee de quien se divorció en 1998. Después de una dura pugna en los tribunales, la pareja acaba de llegar a un acuerdo por la custodia de los niños, a los que la actriz desea dedicar todo su tiempo.

Más sobre: