Nueva York se vistió de gala para la entrega de los Tony, los Oscar del teatro

by hola.com El musical Hairspray, inspirado en la película de 1988 dirigida por John Waters, se convirtió anoche en el gran triunfador de la 57ª edición de los Tony, los prestigiosos premios considerados como los Oscar del teatro estadounidense, alzándose con ocho estatuillas, incluidas las de Mejor Librto, Partitura, Dirección, Mejor Actriz Protagonista para Marissa Jaret Winokur y Mejor Actor Protagonista para Harvey Firstein, quien da vida a una mujer de 150 kilos de peso, madre de la protagonista.

"Si una chica gordita de un metro cincuenta de Nueva York puede ser la protagonista de una obra de Broadway y ganar un Tony, entonces todo es posible", afirmó Marissa Jaret Winokur, al recoger el premio. "Por suerte esto no era un concurso de belleza", añadió Firstein en alusión a Banderas, favorito para el mismo galardón, y al apoyo con el que contó desde su llegada a Broadway.

La obra Nine, basada en el la película Ocho y medio de Fellini y protagonizada por el actor español, que no pudo llevarse el reconocimiento tras su primera incursión sobre las tablas americanas, tuvo que conformarse con dos galardones, a la mejor reposición musical -fue llevada al teatro por Raúl Julia a principios de los ochenta- y a la mejor actriz de reparto para Jane Krakowski. Antonio Banderas, que representó en la gala un fragmento del musical, llegó al Radio City Music Hall acompañado por su mujer, Melanie Griffith, bellísima con un elegante traje verde.

Más sobre: