La acogedora mansión de Christian Slater en Los Ángeles

ESPECIAL CASAS

A sus 33 años, la vida de Christian Slater ha dado un vuelco total. Atrás han quedado sus juergas de juventud, sus problemas con la policía y con la justicia, la turbulenta relación que mantuvo con su novia Michelle Jonas...
Salter, que es dueño de unas insólitas cejas resultado de habérselas afeitado siempre que se disfrazaba de Spock para Halloween y que ya nunca volvieron a crecerle de forma normal, fue gran amigo del actor River Phoenix, hermano mayor de Joaquín, muerto por sobredosis cuando tenía 23 años. Arrestado en dos ocasiones, una en 1989 por provocar una persecución policial después de que su coche chocara con un poste, y la segundad, en 1997, por agresiones.

Pero la alocada vida de Slater cambió en realidad el día en que decidió internarse en una clínica de desintoxicación. Y no sólo porque consiguió rehabilitarse, sino porque allí conoció a la que hoy es su mujer, Ryan Haddon, dos años más joven, con la que se casó el 12 de febrero del año 2000 en el hotel Four Seasons, de Beverly Hills y con la que ha fundado una preciosa familia. Ahora, con una nueva vida ante sus ojos, Christian Slater ha encontrado la paz en su acogedora mansión de Los Ángeles, una casa lejos del fasto propio de muchas residencias de Hollywood.

Más sobre: