Keanu Reeves, el protagonista de 'Matrix', se enfrenta a difíciles problemas

El famoso actor Keanu Reeves, salvador de la Humanidad en la exitosa trilogía «Matrix »,entra y sale de un mundo terrorífico generado por ordenadores para combatir a siniestros agentes que están al mando de máquinas asesinas. Pero,al igual que ocurre en la película,la realidad es en ocasiones más amenazadora. La estrella, cuya angustiada y conmovedora mirada ha conquistado a millones de «fans»,lo sabe muy bien. El dolor y el sufrimiento han perseguido al popular actor, desde que su padre lo abandonó a una edad temprana hasta su drama más reciente: su querida hermana y mejor amiga, Kim, sigue luchando contra la leucemia. Ahora, su desconocido padre, Samuel Reeves, de sesenta y un años, que también siente que morirá pronto, ha intentado la reconciliación. «No he visto a mi hijo en veinticinco años»,dice Samuel, que ha confesado que padece diabetes y la enfermedad de Grave, un desorden inmunológico que causa insuficiencia cardíaca. «Sé que he obrado mal, pero quiero que me perdone antes de morir».

"CUANDO LE VEO EN EL CINE, ME SIENTO MUY ORGULLOSO"
Samuel vive en Hawai. Y aunque Keanu, de treinta y ocho años, tiene que agradecer a su padre, mitad chino y mitad hawaiano, su aspecto exótico y su nombre, se le puede perdonar que no aprecie más a su progenitor por sentir que éste le ha dado poco más aparte del físico. «Siento que tengo algo de la sangre de mi padre en mi interior —declaró en una ocasión a la revista "Rolling Stone"—. Pero eso no me hace muy feliz ».
«Es muy triste —dice su padre —.«Pero lo entiendo. Cuando le veo en el cine, me siento muy orgulloso de él. Siemre siento ganas de decirle a la gente: "Ese es mi hijo", pero, ¿quién me iba a creer?».
Samuel abandonó a Keanu y a su madre, Patricia, una «showgirl » inglesa, cuando el futuro actor era solamente un niño pequeño, y antes de asentarse definitivamente en Toronto, madre e hijo llevaron una existencia nómada, un estilo de vida que Keanu ha mantenido hasta el momento. La estrella en potencia tomó el camino más rápido al estrellato después del éxito de «Speed», pero fuera de la pantalla su vida fue dando tumbos de una tragedia a otra.

Más sobre: