Alejandro Amenábar y Javier Bardem, un tándem de éxito

La historia de Ramón Sampedro
El caso de Ramón Sampedro fue uno de los más polémicos, controvertidos y conocidos en nuestro país. Postrado en una cama inmóvil de cuello para abajo desde que sufriera un accidente en 1968, cuando contaba 25 años -se golpeó la cabeza al zambullirse en el mar-, fue el primer español que llevó a los tribunales la petición de que los jueces reconocieran el derecho a recibir ayuda para morir sin incurrir en un delito de ayuda al suicidio.

Tanto los juzgados de La Coruña como de Barcelona como después las audiencias de Barcelona, y La Coruña y el Tribunal Constitucional, e incluso la Comisión de Derechos Humanos, denegaron su petición. El 12 de enero de 1998 Sampedro murió, descubriéndose a los pocos días que había fallecido tras un suicidio asistido con cianuro.

Sampedro dejó constancia de su sufrimiento en el libro "Cartas desde el infierno", en el que decía sentirse "una cabeza sin cuerpo". "Como más cómodo me siento es a solas con mi propia conciencia", añadía.

Más sobre: